Inmunocompetencia y el concepto holístico

La inmunocompetencia es la capacidad de producir una respuesta inmunitaria normal. Este es un tema sobre el cual me gustaría hablar un poco.

Hace aproximadamente un año encontré un artículo cientifico que llamó mucho mi atención, en él el Dr. Jessy (1) relaciona la inmunocompetencia con la regresión expontanea del cancer. Este tema es tanto más interesante cuanto más temindo es el cancer en la sociedad. Nos preguntaríamos: “Si hay una regresión expontanea cual es el patrón?” Seguramente hay algo que entender sobre esto, algo que aprender. Qué tienen en común los casos estudiados? Acaso podemos aprender algo sobre el origen del cancer con este estudio y otros similares?

Lo que se observó es que la regresión expontanea (disminución del tamaño del tumor o desaparición completa sin tratamiento) parece estar asociada con fenómenos de imnunoestimulación, fiebre y enfermedades agudas. El autor destaca la importancia de la fiebre en estos procesos y comenta que anteriormente se publicaban más estos casos, que se nota una disminución en la tendencia para publicarlos. Esto es lamentable porque un análisis de estos casos puede ayudar a mejorar los tratamientos disponibles y mejorar las estrategias de prevención. También sugiere la posibilidad de que se observen menos casos de regresión el los últimos años por la naturaleza de los tratamientos inmunosupresivos utilizados en la actualidad.

Este tema es novedoso? Sin duda no, en el mismo artículo puede  leerse que en el papiro de Ebers hay una descripción del tratamiento que se utilizaba para tumores que consistia en provocar una infección en el individuo. También se presentan  varios relatos sobre tratamientos de inmunoterapia para el cancer, muy interesante su perspectiva histórica sobre el tema.

Algumas de las teorias propuestas para la explicación del fenómeno de regresión expontánea, observado también en los últimos años en un estudio realizado en mujeres con cancer de mama en Noruega (2), son los factores inmunitarios, cambios hormonales, necrosis, trauma, cambios en el riego sanguineo, mecanismos epigenéticos y apoptosis (3). Zahl et al. (2) cuestionan el protocolo de exámenes realizados en las mujeres con la finalidad de detectar precozmente los cánceres de mama.

Una otra observación importante es que en los casos de cánceres menos comunes se observa un mayor porcentaje de regresión (3), Papac sugiere que esto puede incluso llegar a explicar el hecho de que estos sean menos comunes con la hipótesis de que sufran una regresión antes de ser detectados.

La combinación de mecanismos para la regresión expontánea parece ser una posibilidad (3). Como sabemos, ningún sistema de nuestro cuerpo es independiente estando todos conectados por el sistema neuroendocrino, el sistema que regula la homeostasis en el organismo.

Es interesante notar que de un total de 504 remisiones expontaneas reportadas entre 1960 y 1987 (3),  las remisiones de cánceres del sistema endocrino son 2, el número de remisiones reportadas para igual período en casos de linfomas es de 68. En 1970 en los Estados Unidos la incidencia de cancer de las glándulas endocrinas estava estimada en los 3 200 casos, la incidencia de linfomas en los 23 400 casos de un total de 625 000 (4). En la tabla 1 pueden observarse estos datos y también las estimativas para el año de 2017 en los EEUU.

Tabla 1. Incidencia y remisión de cánceres en diferentes periodos

Tipo de cancer Linfoma Cancer del sistema endocrino Total de todos los tipos de cancer
Incidencia estimada 1970 (EEUU) (4) 23 400 3 200 625 000 Ratio incidencia linfoma/endocrino 7,31
Remisiones reportadas 1960-1987 (3) 68 2 504 Ratio remision linfoma/endocrino 34
Incidencia estimada 2017 (EEUU) (5) 80 500 59 250 1 688 780

 

Pensé en comparar los linfomas y los canceres del sistema endocrino porque los primeros son representativos del sistema inmunitario celular y los segundos de algunos de los sistemas hormonales que regulan nuestra homeostasis, ese sistema central que garantiza que estemos en equilibrio con nosotros y el ambiente. Una vez que se desarrollan muchos tratamientos que visan actuar sobre el sistema inmune miré las tendencias que se observan de la evolución histórica. Podemos verificar que número total de cánceres se ha disparado en las últimas décadas. En la tabla incluyo también los cálculos de los ratios de incidencia y remisiones que realizaba para intentar entender si la diferencia entre las remisiones de canceres del sistema endocrino y linfomas estaba de alguna forma relacionada con su frecuencia, aunque obviamente sí, la diferencia parece demasiado significativa como para afirmar que se debe solamente a esta causa. Obviamente habrá mucho que decir sobre cada caso, para cada cancer en particular, sus mecanismos, sus números y incluso sobre cada paciente. Pero sin duda estos datos son interesantes y merecen ser analizados con detenimiento. Observar tendencias es una buena forma de generar hipótesis.

Otro detalle importante es que el tratamiento del cancer con la terapia de  Immune checkpoint inhibitors, que se relaciona con el sistema inmunitario, provoca efectos secundarios a nivel endocrino (6). Los mecanismos no son aún conocidos pero seguramente entender el cuerpo como una unidad funcional y no como la suma de sus partes es una buena idea para resolver algunas cuestiones.

Encontré otros datos importantes sobre la fiebre y la inmunocompetencia. La fiebre es una subida de la temperatura, realmente podría ser descrita como una inflamación general. Algunas de sus consecuencias son la optimización de los mecanismos enzimaticos y del flujo sanguineo en general. Kirby et al. (7) sugieren que es posible utilizar la fiebre como medio de análisis de la inmunocompetencia de los individuos infectados con HIV. Estos autores proponen la interpretación de la presencia de fiebre como una señal de que el sistema inmunitario está bajo.  Será que esta fiebre es un intento de “optimizar recursos” inmunitarios?

Creo que en algun momento de nuestra existencia hemos dejado de entender la fiebre como algo fisiológico y empezamos a querer suprimir toda y cualquier manifestación de mal estar antes de que lleguemos a desarrollarla. Esta actitud puede tener consecuencias graves para nuestra homeostasis. Se ha observado que la administración de antipiréticos puede afectar la respuesta inmunitaria, cuando administrada como profilaxis en los niños especialmente en el momento de la vacunación (8,9).

La filosofía de la naturopatía y de la homeopatía enseña a trabajar con el cuerpo. La fiebre no es una excepción. Mientras sepamos colaborar con nuestro cuerpo y no obstacularizar su desarrollo seguiremos buscando la armonia con la naturaleza.

Una correcta gestión de los casos agudos es esencial para mejorar el estado general y evitar enfermedades crónicas. Las enfermedades no deben ser vistas como acontecimientos aislados en el proceso de desarrollo de una persona, ellas corresponden a una totalidad. Así, cuando desarrollamos una enfermedad crónica, que parece no tener relación con nada, debemos mirar hacia atrás y pensar como hemos gestionado nuestros casos agudos. Este hecho tiene un paralelismo interesante con el análisis de la historia de la medicina, lo que sabemos hoy no debe ser visto en el vacío, debe ser contextualizado y hay mucho que ganar en entender las tendencias que se observan a lo largo del tiempo y también conectar información que está desperdigada en las diferentes especialidades en lugar de trabajar con cada especialidad por separado. Seguramente no es una tarea facil pero creo que es la única forma de crecer, aprender a colaborar.

Ser un terapeuta natural no es solamente utilizar productos naturales con fines terapéuticos, es entender el lenguaje del cuerpo, entender cuando intervenir y cuando dejar el cuerpo actuar por si solo. Una fiebre, un agudo bien gestionados pueden evitar consecuencias a nivel crónico. Aunque este desafío no es tan facil como pueda parecer, es responsabilidad del paciente y del terapeuta trabajar en conjunto.

Bibliografía

  1. Jessy T. Immunity over inability: The spontaneous regression of cancer. J Nat Sci Biol Med. 2011; 2(1): 43–49. 
  2. Zahl PH, Maehlen J, Welch HG. The natural history of invasive breast cancers detected by screening mammography.Arch Intern Med. 2008; 168: 2311–16.
  3. Papac RJ. Spontaneous regression of cancer: possible mechanisms. In Vivo. 1998 Nov-Dec;12(6):571-8.
  4. Silverberg E, Grant RN. Cancer Statistics, 1970. CA Cancer J Clin. 1970; 20(1): 11-23.
  5. American Cancer Society. Cancer Facts & Figures 2017. Atlanta. American Cancer Society. 2017
  6. Girotra M, Hansen A, Farooki A, et al. The Current Understanding of the Endocrine Effects From Immune Checkpoint Inhibitors and Recommendations for Management. JNCI Cancer Spectr. 2018; 2(3):pky021.
  7. Kirby AJ, Muñoz A, Detels R, Armstrong JA, Saah A, Phair JP.  Thrush and fever as measures of immunocompetence in HIV-1-infected men. J Acquir Immune Defic Syndr. 1994; 7(12): 1242-9.
  8. Scheifele D, Ward B. Fever prophylaxis can reduce vaccine responses: a caution. Paediatr Child Health. 2018; 23(4): 245-246.
  9. Wysocki J, Center KJ, Brzostek J, et al. A randomized study of fever prophylaxis and the immunogenicity of routine pediatric vaccinations. Vaccine 2017; 35: 1926–35.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *