Sobre mí

Desde pronto tuve inquietud sobre cuestiones humanistas y filosóficas, sobre lo que nos hace únicos y lo que nos hace funcionar. Mi encuentro con la vertiente holística fue muy importante porque me permitió estudiar lo que nos caracteriza como personas individuales y a la vez nos describe en relación a nuestro contexto. El concepto de fuerza vital, inherente a las terapias naturales, revolucionó mi visión de la fisiología y me llevó a relativizar lo que había aprendido durante mi formación convencional.

Estudié Ciencias Farmacéuticas en la Universidad de Coimbra y desarrollé un interés especial por la fitoterapia. Trabajé algunos años como farmacéutica en Portugal, Reino Unido y España. De mi experiencia y dudas como profesional, surgió la necesidad de entender más profundamente el origen de los desequilibrios orgánicos.

Decidí estudiar naturopatía con fundamentos de la medicina tradicional china en el IFPS Roger de Llúria y fui introducida a la homeopatía. Este encuentro con las bases de la homeopatía despertó en mí un deseo irresistible por estudiarla más profundamente. Empecé entonces apasionadamente una formación en homeopatía en el Institut Homeopàtic de Catalunya. Al terminar la carrera tuve la suerte de tener formación con el veterano homeópata Jeremy Sherr, que hizo un puente muy importante entre la visión homeopática y la filosofía de la medicina tradicional china. Este punto fue muy importante para mí como profesional.

Lo que me apasiona de estas materias es la posibilidad de trabajar con base en abstracciones. Creo que toda la abstracción en el entendimiento del ser humano es muy ventajosa. Dada la enorme complexidad de la vida, no siempre tenemos forma de nombrar muchas cosas que son sutiles e influencian nuestro bienestar.  Encontré así una oportunidad de conectarme con el lenguaje del cuerpo. La filosofía de la medicina tradicional china me ha brindado la posibilidad de establecer nexos entre hechos aparentemente no relacionados, para entender mejor el cuerpo y sus necesidades.

Creo que los seres humanos solo pueden ser libres cuando tienen los medios para entenderse a ellos mismos y tienen la libertad para escoger como realizan este aprendizaje.