Posibilidades de la homeopatía

La homeopatía tiene la potencialidad contrarrestar la acumulación de toxinas y  la ralentización metabólica características de los problemas crónicos. Ofrece también la posibilidad de activar las defensas en problemas agudos tales como fiebre, inflamación o enfermedades eruptivas de la infancia.

Básicamente cualquier problema que resulte del desequilibro de la fuerza vital (el principio organizador del cuerpo) resultará en desarmonias que pueden ser correctamente analizadas. El homeópata hace coincidir la sintomatología del cuerpo con un remedio homeopático que llevará a la reacción en el sentido positivo.

El insomnio, la depresión, la ansiedad, los problemas digestivos, la dismenorrea y las alergias son ejemplos de problemas que pueden ser tratados con la homeopatía.

  • El insomnio es un problema que afecta muchas personas. Este puede estar o no asociado a ansiedad durante el día. No todos los insomnios son iguales. Hay personas que tienen insomnio de primera hora y no pueden llegar a adormecer, otras que se despiertan a medio de la noche y les cuesta volver a dormir o otras que se despiertan de madrugada y no vuelven a dormir hasta la hora de levantarse. Una individualización a este nivel ayudará el homeópata a entender el paciente. El insomnio es el reflejo de la totalidad del individuo y debe ser analizado teniendo en cuenta toda la sintomatología.
  • La depresión, la falta de motivación o la ansiedad son también el reflejo de la totalidad del individuo. Las informaciones sobre lo que mejora o lo que desencadena o empeora el estado de ansiedad son de grande importancia en su tratamiento.
  • El sistema digestivo es muy importante para el buen funcionamiento del cuerpo. A través del sistema digestivo recibimos estímulos exteriores, los procesamos y desechamos lo que no nos conviene. Problemas como cólicos, hinchazón del abdomen, estreñimiento o diarrea son ilustrativos del mal funcionamiento de las funciones digestivas y pueden ser adecuadamente resueltos siguiendo el abordaje homeopático.
  • La dismenorrea y los problemas del sistema genital en general son manifestaciones de problemas a nivel neuroendocrino. Son así ilustraciones de la totalidad de la mujer que deben ser tratadas teniendo en cuenta toda la información disponible que va desde factores de mejoría o empeoramiento de los dolores mismos hasta deseos y aversiones  a ciertos alimentos. El estado anímico de la mujer es de gran importancia para el análisis.
  • Las alergias son manifestaciones del sistema inmunológico y son muy buenas candidatas al tratamiento con homeopatía. El sistema inmunológico es una expresión de la fuerza vital y debe ser tratado de forma no supresora.

El abordaje dinámico es la mejor opción para resolver problemas agudos y, la mayoría de las veces, la única opción para la resolución de los problemas crónicos.  El abordaje correcto es el que respecte la persona en su totalidad, que tenga en cuenta lo que el cuerpo está expresando y que pretenda llevar la fuerza vital a un estado más elevado. La ausencia de sintomas no es lo único que se debe considerar. Bienestar significa energía, ciclos de sueño correctos y reparadores, ganas de vivir y de disfrutar de la comida y de la compañía de otras personas bien como de nosotros mismos. El equilibrio es  un proceso dinámico y la persona debe contar con su energía para constantemente adaptarse al exterior.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *